La motivación es la energía primaria de toda la actividad humana

No cabe la mayor duda que la motivación es la energía de toda tu actividad, pero antes de hablar de motivación debes responderte tres preguntas fundamentales y al responderlas en ese mismo intento tendrás tu propia definición de esta energía llamada motivación.

Las preguntas son:

¿qué es? ¿dónde está? y ¿cómo convertirla en una actitud en tu vida?

¿Qué es la motivación?

Te expliqué al principio que era una energía que a diferencia de las muchas formas de energía que vemos y no vemos, esta es, como la energía que le permite aun automóvil llegar a su destino.

Tú como todos los seres humano tienes cuatro tipos de energía en tu cuerpo.

Energía física, mental, emocional y espiritual

Recuerda siempre

La motivación trata de la energía mental

 

La motivación trata de la energía mental de cómo TÚ te elaboras una motivación acorde a tu realidad y necesidad. Por esta razón, no debes motivarte con lo externo de tu vida,sino, con lo interno y cómo la sencillez es sabiduría. Observa que esta respuesta responde a tu segunda pregunta: ¿dónde está?

 

La motivación está entonces…

Si, dentro de ti, en una forma de energía mental tan poderosa que basta con mirar a tú alrededor para ver hasta dónde hemos llegado los seres humanaos en la nuestra evolución.

Tú al igual que los millones de seres humanos que habitan el planeta Tierra tienes la misma energía mental y te digo esto, porque al saber qué es y dónde se encuentra, es muchos más fácil usarla en tu desarrollo personal

El proceso es la felicidad

Antes de que contestes tú última pregunta: ¿cómo convertirla en una actitud en tu vida? Te contaré lo siguiente que nace de mi propia reflexión y puede que estés o no de acuerdo conmigo, pero debo decirlo.


Cuando tu motivación viene desde tu exterior y no desde tu interior, el camino nunca llega a su fin. Esto, sucede porque la motivación externa es solo para este mundo y la motivación interna es para nuestro verdadero mundo, el espiritual.

Como dijo el profesor WAYNE W. DYER " somos seres espirituales que hemos venido a vivir una experiencia humana y no un ser humano que vino a vivir una experiencia espiritual"

Además, existen millones de motivaciones internas, pero solo una de ellas te dará el balance, la alegría y la motivación en tu vida y en tu desarrollo personal.

Si eres un buen observador y reflexionas estas palabras te darás cuenta que el libre albedrío de el que hablan los grandes maestros se hace cierta en esta decisión.

O eliges la motivación externa o eliges la motivación interna. Tú eres el que siempre elige.


La motivación, como una actitud de vida

La única forma que encuentro para convertir la motivación en actitud en tu vida es compartir contigo mi propia motivación la cual , lleva todo lo que te he dicho.

Cuando miro hacia atrás y comparo mi actual motivación, no puedo sino mas que decir que esta millones luz distante de lo que me motivaba.

Mi motivación nace de haber respondido estas tres preguntas que yo te he hecho a ti y las cuales resumo de la siguiente forma:

Cuando descubrí que mi motivación estaba dentro de mi y no fuera de mi, todo cambio. Todo se hizo más sencillo y sólido y principalmente bajo mi control.

Cada mañana al levantarme me hago la siguiente pregunta: ¿por qué he abierto mis ojos si hay tantos que no lo han hecho en este día?

Y surgen dos cosas automáticamente después de esta pregunta:

1.- Doy las gracias por 24 hrs más, es decir, soy agradecido.
2.- No busco nada durante estas 24 hrs, sino que, me dedico a estar alerta a lo que me pueda regalar o yo entregar en este día.

A veces sucede en la mañana, otras al medio dia y otras al caer la noche. Tambien puede que sea una vez al dia o como puede que sea varias veces en el dia, en fin, no BUSCO, espero alertamente que llegue ese momento.


Y ese momento es el premio de mi motivación. Una sonrisa, una reflexión, un compartir experiencias, ayudar a alguien… etc.

No hay valor más grande que lo que se hace desde una motivación que emerge desde tu interior. Suelo decir a veces yo trabajo para llegar al cielo y el cielo es ahora, aquí.